Archivo de la categoría: Uncategorized

La loca soy yo!

Estándar
La loca soy yo

La loca soy yo

La loca soy yo, si señores, voces me hablan, me dicen que pare , me dicen     que siga en pro de mi orgullo.

Esta loca empieza peleas sin sentido, amenaza con irse de la casa o con dormir en el sofá, te pide que recojas tus cosas y te vayas, sufre porque una vez más la locura será combinada con hormonas y esto es peor que Estados Unidos un cuatro de julio.

 

Esta loca levanta la voz!

 

Me hace ver gorda al espejo y fea en las mañanas, te culpa de cualquiera de mis errores y no miento sí mi maestro interior o mi alter ego, o mi ángel de la guarda no gritarán tan duro como lo hacen, tal vez yo, la loca, habría cometido  alguna locura real.

 

Conozco locas que han tirado ropa por la ventana y han dejado a sus maridos en la calle sin zapatos, otras que han empezado una pelea frente los suegros y en sitios públicos. Locas que han estallado iphones contra las paredes, yo hasta el momento sólo me he dañado a mi misma, con mis fuertes críticas,  mis golpes de pecho y pequeñas culpas que yo he vuelto grandes.

A veces parece que no quisiera ser feliz, a veces la loca dentro de mi retumba con ganas de salir, a veces simplemente respirando le gano y como si la amordazara y amarrara la controlo. Es la misma loca que cargan mis amigas, mis primas, y un alto porcentaje de mis conocidas, algunas pierden el control de la loca unos pocos días al mes, otras la mantienen a flor de piel queriendo hacer su voluntad a diestra y siniestra durante todo el mes y yo intento ser consciente de que existe y entender que no esta mal que loca viva en mi. Cuando la tengo aplacada la loca es soñadora, bailarina, viajera, decoradora, constantemente critica, pero no dañina, la loca es trabajadora, idealista, progresista y generosa.

 

He aprendido que somos muchas locas sueltas en la calle, locas que hacemos hogar, sacamos sonrisas, locas que cocinamos delicioso, que nos encargamos de que no corten la luz,  locas que trabajamos fuerte por construir, porque los proyectos de vida necesitan apoyo. Locas que buscamos a los niños, vamos a la oficina, atendemos amigas con la loca desbordada, le ponemos gasolina al carro, llevamos flores a casa y locas que pensamos “pucha, como me duelen los pies.”

 

Estar loca no esta mal, lo que pasa es que nadie nos entiende, nadie entiende que cargar la vida en un par de tacones, con descargas hormonales mensuales, bajo la premisa de ser bella dentro de lo socialmente establecido, una cartera que pesa un infierno, calor extremó en la cabeza en las mañanas, producto del secador. Pestañina manejando  mientras uno ruega x un semáforo en rojo. Llamadas constantes que dicen ” mi amor donde están las llaves” ” mi amor has visto mis gafas” mi amor hay leche”- Dios si la caja esta vacía y en la nevera no hay otra pues es obvio que no hay más!

 

Creo que ser el centro del hogar tiene  algunas responsabilidades y esas responsabilidades generan algo de estrés, estrés que  de vez en cuando merece ser decantado y eso sucede dándole vía libre a la loca.

Así que en lo que lo que a mi respecta, pienso dejarla salir, pienso permitirme estar loca, pienso permitirme explotar. En lo que si me puedo comprometer es a reconocer la fiereza de mi loca y antes de dejarla salir respirar, entender el fenómeno y siempre después del estallido reconocer cuán loca estoy y humildemente disculpar mi otro yo.

 

El sueño se vuelve proyecto

Estándar

Me aferro fuertemente a vivir de mi sueño, a vivir de lo que me gusta, busco locamente levantarme y sonreír, no me quejo cuando debo trabajar hasta tarde, esa es mi premisa.

Conozco cada día mujeres implacables, invencibles, con luchas sórdidas y estructuras de vida aparentemente estables, conozco lo intimo, lo único, el secreto que sólo esconde el silencio de sus miradas y ellas tímidamente me dan entrada a sus espacios. Yo las llamo clientas, ellas me llaman ayuda, pero en realidad nos convertimos minuto a minuto en cómplices. Cómplices en silencio, porque yo conozco lo que ellas detestan, entonces para equilibrar la balanza les

cuento sobre mis miedos, mis dolores y como no, mis más grandes alegrías y así entre tardes de closet, tablas de color, ropa y zapatos tirados por todas partes nos convertimos en una dupla, la risa empieza a volverse parte fundamental del proceso y entonces lo que yo ofrecía como un servicio se convierte en lo que en la jerga común llamaríamos un plan, un plan amistoso, divertido y sobre todo relajante, un plan que a ambas nos dan ganas de repetir. Programamos una nueva cita y yo debo confesar que la espero ansiosa. Los días pasan entre fotos, dudas preguntas y hasta los más divertidos apodos y estas somos ella y yo, mi clienta y su ayuda, un mar de risas encerradas en un closet, quien lo iba a pensar…

El último día me despido con un abrazo fuerte, unas gracias sinceras y mi ofrecimiento eterno, quisiera siempre volver a donde he sido feliz, esa es mi confesión y me hace feliz verlas felices.

www.angelicadzg.com es mi empresa, mi sueño, lo que me gusta, es mi propuesta de cambio, mi día a día, mi sonrisa y mi proyecto de vida.

La propuesta es clara, cambia, pero siempre, siempre, siempre, vistetedeti!

Si están interesadas no duden en hacer el contacto a través de la página web y recuerden que no importa como son, de donde son, cuanto tienen, donde tienen, sólo son necesarias las ganas, esto es para todas.

Mi amiga…

Estándar

 

…Tiene  las piernas largas y, por lo que veo, los pies bien puestos sobre la tierra, también tiene un novio encantador, una mamá que parece su hermana y un pequeño y acogedor apartamento. Pero sobre todo, tiene un sueño, sueña con cantar, suena fácil, no?

Yo a diferencia de ella sueño con construir un emporio laboral donde todos se vean bien vestidos y se sientan cómodos con su imagen, sueño con tener caballos en mi casa, sueño con forjas y pisos de arabescos y un hogar, esto seguro me tomará tiempo… Ella sueña con cantar y yo canto terriblemente mal, pero disfruto hacerlo, disfruto creerme capaz de hacerlo.

Un día la oí cantar en la sala de mi casa, mi casa aún sin pisos de arabescos, sin forjas y sin caballos. Ella sencilla, simple y humana, sin zapatos y con una copa de vino en su mano y de pronto las dos entendimos que ambos sueños podrían caminar de la mano.

Se llama Nina y es mi amiga, canta desde chiquita y esta a 9 días de volverse GRANDE, y yo a los mismos días de aplaudir la aparición más dedicada de mi sueño. Yo soy su fashion stylist, pero ella es la vida, la perseverancia y la felicidad en cualquier prenda.

Yo estoy nerviosa y ella con seguridad también lo está, pero sus alas son tan grandes que alcanzan para las dos, yo sólo puedo desear buen viento para que nos lleve lejos

La Puerta Grande será el lugar, el 2013 el año, enero el mes y 30 el día, la noche será su aliada y ahí estaremos nosotros, los que también le daremos carta abierta a un sueño al tiempo que Nina…

Ahora sólo hay que esperar, regular la respiración, ultimar detalles y rogar que el universo conspire a nuestro favor.

 

https://soundcloud.com/nina-rodriguez-6

http://www.facebook.com/pages/Nina-Rodriguez/232444490220939

 

 

La uva de año nuevo

Estándar
Año nuevo

Año nuevo

El nuevo sol está aquí, el 2013 ha empezado y es momento de limpiar, sacudir, recoger, regalar a quienes más lo necesiten y replantear aquello que nos molesta o hace tristes. Es momento de ordenar, corregir y darle un nuevo rumbo a nuestros días.

Como es común ya las revistas, noticieros, y blogs entre otros, proponen fórmulas fantásticas, para las compras de año nuevo y para bajar los “kilitos “ aumentados durante las fiestas decembrinas, los almacenes asoman sus carteles de rebajas y nosotras iniciamos un proceso psicológico que tiene como punto de partida una de las 12 uvas de fin de año, “empiezo dieta el próximo lunes”…

Muchas de ustedes ya conocerán las opciones de aplazamiento que tienen esas palabras…

Ahora bien, las compras están en muchísimas ocasiones, directamente relacionadas con este intento fallido de voluntad y nos llevamos a nosotras mismas a situaciones incomodas.

Comprar unos pantalones de una talla menos, porque el “lunes” empezará la dieta, no en todas las ocasiones es lo más acertado, primero porque podrán pasar algunos meses antes de que los use, segundo, porque no podrá medírselos y es fundamental conocer la horma de una prenda antes de llevarla y tercero por el conocido letrero de MERCANCÍA EN PROMOCIÓN NO TIENE CAMBIO que estará en las cajas registradoras de todas las tiendas por los próximos días.

Por mi parte yo les propongo, que ante la duda se abstengan, que se tomen el tiempo necesario frente a los espejos de los medidores en las tiendas, que no compren para guardar que se animen a que el próximo lunes sea mañana, que se pongan fechas límite para empezar y se mantengan con disciplina y voluntad, pues apenas vean los resultados se sentirán orgullosas. Yo me uno a todas las uvas que se llevaron un deseo de cambio en pro de una mujer no sólo más bella por fuera sino llena de confianza para el nuevo año.

 

Feliz 2013!

 

La perdida del color…

Estándar

Hablaba en un acento que no le correspondía y palidecía lo mejor de ella, dejó de arreglarse para intentar pertenecer a un lugar del que jamás sería.

“Cuando una mujer pierde su vanidad, lo ha perdido todo, que la entierren” Me dijo, y repentinamente até los dos cabos sueltos, dos mujeres de la misma tierra una de 20 y otra de unos aproximados 70, una aprendiendo a vivir y la otra disfrutando de la vida.

La mayor era casi una imagen perfecta, la boca delineada por una temblorosa línea  rosa intenso y los ojos y mejillas perfectamente marcados por los colores adecuados, escondiendo algunas arrugas y devolviendo el color que los años le han quitado.

La menor está lejos de esta patria, en sus mejillas no hay rosa y su mirada se ve casi desvanecida entre la distancia y la tecnología.

Quisiera entender el por qué evitamos lo que tanto nos favorece, dedicarnos el tiempo frente al espejo para cuidar de nosotras, para pronunciar atributos, ya sea con la ropa o con la pestañina, para salir a la calle impulsadas por el valor interno que nos asegura estamos bellas y seremos capaces de pasar unas cuantas horas fuera. Quizás detrás de la puerta de esta casa hay mujeres mucho más bellas, mejor vestidas, algunas con más dinero, pero seguramente ninguna saldrá a la calle con el valor del espejo mágico y la patada de perfección que me doy yo misma.

Este no es un post nacionalista pero si es un escrito aliviador, pues ser mujer en esta región del mundo es maravilloso, un acento encantador, un fenotipo escultural, la vanidad nos corre por la sangre  y tenemos los colores impresos en la piel.  A mi parecer va más allá del peso, la estatura o el color, podría decir que esta directamente relacionado con las raíces.

Los extranjeros dicen que la mujer colombiana es bella, los nacionales se regocijan y nosotras? No escondemos de nuestra realidad, intentamos ser diferentes, nos disfrazamos con la moda pasajera, dejamos de hacer para no parecernos y al final del camino algunas son felices y las otras, tal vez, no tanto.

Seguramente una líneas no hagan un cambio radical, pero quien quita, aporten  unos segundos de reflexión, quizás mañana una mujer más decida retomar su kit de maquillaje,  poner rubor en sus mejillas y salir a la vida convencida de su completa y absoluta  belleza.

Día de brujas

Estándar

Con octubre, además de mi cumpleaños y seguro el de muchos más,  llega Halloween, vemos las vitrinas de las ciudades pelearse entre calabazas y asomos contundentes de la navidad venidera. En las reuniones, la pregunta “de que te vas a disfrazar” se vuelve una constante. Entre abejita sexy, blanca nieves sexy, enfermera sexy y todo lo que se pueda combinar con sexy, yo me pregunto sobre la necesidad del destape…

Recuerdo con gratitud infinita mis disfraces de infancia, donde mi mamá se esmeraba por un maquillaje “perfecto” y entre  puntadas, pegante y papeles de colores, lograba el pago a su enorme  trabajo, una sonrisa infantil carente de uno que otro diente y un beso pegajoso.

Pensando en el porqué del conglomerado destape, llegué a  muchas y muy poco sensatas conclusiones, una de ellas fue atribuirle la situación a condiciones climáticas.

Bogotá, mi ciudad por adopción, nos obliga a mantenernos cubiertas y el término calentana o provinciana, que llega a sonar despectivo es usado en quienes en su habitual forma de vestir se deciden por prendas frescas, vaporosas o poco cubiertas.  Así que quienes no somos de aquí optamos por evitar la discriminación y aceptamos los códigos que el inclemente clima y las duras frases de los locales han impuesto.

Pero el 31 de octubre pareciera el momento ideal para volver a las viejas costumbres y a pesar del frío, piernas, puchecas y hasta ombligos se ven por las calles apoderados de una provocadora cadencia en un festín de piel.

Pero mentiría si aceptara esto como una opción, no quiero sonar mojigata, tal vez haya otros momentos para destapar, unos menos fríos… u otras opciones quizás menos lanzadas, más sofisticadas…mostrar no es necesariamente asistir desprovistas de tela a algún evento, mostrar tiene un encanto especial y es el de saber hacerlo.

Me gusta la idea de pensar en esta fecha como un homenaje al pasado, a los años maravillosos de la infancia, donde lo redondo, cuadrado, colorido o inflado, no era más que una forma divertida y la ropa grande de mamá el mejor y más suntuoso disfraz.

 

Lo básico de los básicos…

Estándar

Lo básico de los básicos

…¿Básicos?

Las revistas hablan de ellos, ponen imágenes de prendas sueltas y hasta contratan famosos para que escriban sobre el tema y mientras eso pasa nosotras nos llenamos de ropa, compramos en rebajas, atiborramos el closet y en la mañana nuevamente decimos – “no tengo nada que ponerme” . Estoy segura de dos cosas, la primera, carecemos de básicos y la segunda, se nos olvida lo que tenemos.

Seguramente  en las ultimas rebajas compramos hasta el cansancio y sin medirnos para evitar las filas y “aprovechar las oportunidades”. El impulso ha vaciado nuestras billeteras, copado nuestras tarjetas, llenado nuestro closet y para ser sinceras, pocas veces nos queda bien.

El enfrentamiento matutino con el closet sigue siendo el mismo y aun después de comprar la respuesta también es recurrente NADA.

Empecemos por el principio; Los básicos son esas prendas  que en palabras de mi madre “nunca pasan de moda”.  Como una camisa blanca por ejemplo, o un blazer negro, son las prendas que podemos combinar con casi todo y renovarlas con accesorios.

Las rebajas son todo lo que sobra del año a menor precio.

El impulso es eso que no podemos permitir que se junte con las rebajas y la búsqueda de supuestos necesarios.

Hacer conciencia al momento de escoger y comprar podría generar mejores resultados  cuando nos enfrentemos al closet. Básicos bien accesorizados, básicos con prendas secundarias y/o llamativas. Si los identificamos, seguramente todo será más fácil en las mañanas,  entender qué tenemos, qué necesitamos y qué deseamos cambiará fundamentalmente el proceso de selección.

Somos nuestra carta de presentación, hacer proceso concientes  nos dará como resultado una imagen certera de nosotras mismas.