La perdida del color…

Estándar

Hablaba en un acento que no le correspondía y palidecía lo mejor de ella, dejó de arreglarse para intentar pertenecer a un lugar del que jamás sería.

“Cuando una mujer pierde su vanidad, lo ha perdido todo, que la entierren” Me dijo, y repentinamente até los dos cabos sueltos, dos mujeres de la misma tierra una de 20 y otra de unos aproximados 70, una aprendiendo a vivir y la otra disfrutando de la vida.

La mayor era casi una imagen perfecta, la boca delineada por una temblorosa línea  rosa intenso y los ojos y mejillas perfectamente marcados por los colores adecuados, escondiendo algunas arrugas y devolviendo el color que los años le han quitado.

La menor está lejos de esta patria, en sus mejillas no hay rosa y su mirada se ve casi desvanecida entre la distancia y la tecnología.

Quisiera entender el por qué evitamos lo que tanto nos favorece, dedicarnos el tiempo frente al espejo para cuidar de nosotras, para pronunciar atributos, ya sea con la ropa o con la pestañina, para salir a la calle impulsadas por el valor interno que nos asegura estamos bellas y seremos capaces de pasar unas cuantas horas fuera. Quizás detrás de la puerta de esta casa hay mujeres mucho más bellas, mejor vestidas, algunas con más dinero, pero seguramente ninguna saldrá a la calle con el valor del espejo mágico y la patada de perfección que me doy yo misma.

Este no es un post nacionalista pero si es un escrito aliviador, pues ser mujer en esta región del mundo es maravilloso, un acento encantador, un fenotipo escultural, la vanidad nos corre por la sangre  y tenemos los colores impresos en la piel.  A mi parecer va más allá del peso, la estatura o el color, podría decir que esta directamente relacionado con las raíces.

Los extranjeros dicen que la mujer colombiana es bella, los nacionales se regocijan y nosotras? No escondemos de nuestra realidad, intentamos ser diferentes, nos disfrazamos con la moda pasajera, dejamos de hacer para no parecernos y al final del camino algunas son felices y las otras, tal vez, no tanto.

Seguramente una líneas no hagan un cambio radical, pero quien quita, aporten  unos segundos de reflexión, quizás mañana una mujer más decida retomar su kit de maquillaje,  poner rubor en sus mejillas y salir a la vida convencida de su completa y absoluta  belleza.

Anuncios

Acerca de angelicadzg

De las cosas que he aprendido en la vida, y las he aprendido bien, es que lo que nos ponemos para enfrentar el día es un reflejo bastante preciso de quiénes somos. No sólo porque allí se imprima nuestro estilo y varios rasgos de nuestra personalidad, sino porque en la manera en la que llevamos nuestra decisión de moda, se esconde la seguridad que tenemos con quienes somos. No tengo más para compartir con ustedes que un poco de mi experiencia al respecto. He trabajado en varias series de tv en el arte y el vestuario, soy comunicadora social y también estuve en algún momento en el reinado del país. Sin embargo, lo más importante es que yo también tengo que vestirme todos los días y tengo partes que quisiera ocultar y otras que amo exhibir, porque sé que cuando tomo la decisión incorrecta, quiero devolverme a mi casa y no salir jamás. De parte de alguien que entiende, para todas…Sin importar el cuerpo, el estilo, el clima o el presupuesto…Algunos consejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s