Cambio de vida, cambio de look…

Estándar

Dicen que cuando una mujer cambia su look, es porque está dispuesta a cambiar su vida, no se muy bien si es una teoría exacta o comprobada, pero la leyenda urbana la comparto.

Comparto la decisión de cambio de vida, de momento, de imaginario, comparto la novedad y la satisfacción que produce.

De rubia a morena, de largo a corto, de crespo a liso, es casi una naturaleza de supervivencia, una nueva forma de comprender y disfrutar el mundo.

Cuando una mujer toma la decisión de cambiar, no sólo lo hace con el closet, la distribución de su habitación,  el carro y hasta un par de amigas, somos un poco más radicales, queremos hacerlo desde adentro, desde lo profundo, creencias, errores y si pudiéramos hasta le meteríamos mano al alma.

Pero el pelo es un tema crucial, fundamental y supremamente especial, Pantene hizo hace un tiempo un comercial que decía “si tu pelo esta bien, todo está bien” y no nos digamos mentiras, es absolutamente acertado. No hay peor día para una mujer que en el que ha tenido una batalla campal frente al espejo, con una melena rebelde e incomprensible. Y no hay momento más incomodo que enfrentar el mundo sintiendo que esa maraña a la que normalmente le llamamos pelo nos absorbe, se apodera de nosotras y capta cualquier tipo de atención.

Entonces ponemos punto final y hacemos un cambio, uno de los fuertes. Ese encuentro con nosotras cuando cambiamos radicalmente es maravilloso, nos tomamos un tiempo de reflexión de aceptación, hay hasta un poco de negación y “taaaraaaan”, el mundo está listo para ser devorado nuevamente y  nosotras rejuvenecidas y capaces de convertirnos en sus dueñas y señoras. No habrá divorcio, cambio de ciudad, trabajo nuevo o hijos que nos detengan.

A veces se nos pasan los años queriendo hacer un cambio de look  sin atrevernos, a veces lo hacemos y nos arrepentimos, pero los cambios son fundamentales, nos sacan de zonas de confort, nos impulsan hacia nuevas opciones de vida y nos sacuden un poco y que más da, seguro no nos caería mal un buen exorcismo. Y si al final del camino no nos gusta el cambio, pues no importa, el pelo siempre crece y siempre tenemos una nueva oportunidad de cambiar.

Anuncios

Acerca de angelicadzg

De las cosas que he aprendido en la vida, y las he aprendido bien, es que lo que nos ponemos para enfrentar el día es un reflejo bastante preciso de quiénes somos. No sólo porque allí se imprima nuestro estilo y varios rasgos de nuestra personalidad, sino porque en la manera en la que llevamos nuestra decisión de moda, se esconde la seguridad que tenemos con quienes somos. No tengo más para compartir con ustedes que un poco de mi experiencia al respecto. He trabajado en varias series de tv en el arte y el vestuario, soy comunicadora social y también estuve en algún momento en el reinado del país. Sin embargo, lo más importante es que yo también tengo que vestirme todos los días y tengo partes que quisiera ocultar y otras que amo exhibir, porque sé que cuando tomo la decisión incorrecta, quiero devolverme a mi casa y no salir jamás. De parte de alguien que entiende, para todas…Sin importar el cuerpo, el estilo, el clima o el presupuesto…Algunos consejos.

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s